Un crucero inolvidable por los canales

descubrir el entorno
Un crucero inolvidable por los canales

Es una buena manera de descubrir las casas, muchas de ellas, bellísimas, que bordean los canales.

Son el símbolo de Ámsterdam, hasta tal punto que la ciudad se ha ganado el apodo de la « Venecia del norte ». Los canales se extienden a lo largo de kilómetros. Recorrerá el Singel, el Herengracht, el Keizersgracht y el Prinsengracht, los cuatro canales que rodean el centro histórico desde el siglo XVII. En el año 2010, fueron nombrados Patrimonio Mundial de la Unesco.
Salvados por puentecillos y jalonados de casas tradicionales, los canales tienen un encanto que le cautivará. Podrá pasarse horas paseando por sus orillas. El más agradable es, sin duda, Prinsengracht, que pasa cerca de la casa de Ana Frank y está bordeado por numerosos cafés.

Son varias las empresas de barcos que ofrecen visitas guiadas, un recorrido más mágico si cabe al atardecer, cuando la luz se dulcifica y las preciosas casas comienzan a encenderse. También se organizan cruceros nocturnos, a la luz de las velas, los fines de semana.