Trentemoult, un pueblo de pescadores a todo color

paseo
Trentemoult, un pueblo de pescadores a todo color

A diez minutos en coche o barco, Trentemoult anima con sus casas coloreadas la orilla izquierda del Loira y goza, durante todo el año, de un ambiente alegre y distendido..

Trentemoult es un lugar que los nanteses visitan con frecuencia, ya sea para dar un paseo, beber una copa o tomarse un respiro, porque la desconexión es inmediata.

El antiguo pueblo de pescadores y marineros, con sus callejuelas típicas, cada una de un color más vivo que la anterior, es simplemente irresistible. Este rincón paradisíaco, todo un remedio contra la melancolía que destaca por su buen humor y su sencillez, adquiere un aire de pueblo veraniego a nada que brille el sol. Desde las terrazas de sus bristrós y restaurantes, las vistas de la ciudad al otro lado del Loira son mágicas. Para llegar al muelle, si no se quiere coger el coche, basta con tomar el Navibus (estación Gare Maritime), que realiza la travesía regularmente desde quai de la Fosse. Una vez sobre el terreno, es imprescindible visitar La Civelle y el bistró del puerto.

¡El mercado ecológico de los sábados también es de visita obligada!
Trentemoult
Quai Robert Surcouf y alrededores
44400 Rezé