Tena: una ventana a la Amazonia

excursionismo
Tena: una ventana a la Amazonia

Tena, la capital de la provincia de Napo, a 190 kilómetros de Quito, es una ciudad quechua desde la que podrá acceder fácilmente a la selva amazónica.

En Tena, tendrá que cambiar los jerséis y demás ropa de invierno por prendas más ligeras. Lejos del clima de Quito, esta localidad de la Amazonia oriental convive con una temperatura de 35 grados y la humedad de la jungla de los alrededores. El centro de la ciudad se ha desarrollado en torno a un puente peatonal que une los dos ríos que la atraviesan. Bares, restaurantes, jardines y monos en libertad forman parte del paisaje. Por el puente podrá llegar fácilmente al Parque Amazónico «La Isla», transformado en un jardín botánico, desde donde podrá contemplar los volcanes Sumaco, Sangay y Reventador, los más activos de Ecuador.
Pero el verdadero encanto de Tena es su proximidad a la selva amazónica. En la confluencia de los ríos Tena y Pano, que se pueden atravesar en piragua, las comunidades quechuas locales ofrecen excursiones por el corazón del bosque primario. A medida que vaya avanzando, las plantaciones de yuca y banano darán paso a las lianas y los árboles centenarios de la jungla tropical. Los guías le abrirán paso a golpe de machete a través de una vegetación cada vez más frondosa, antes de hacer una parada y acampar al anochecer. Los ruidos de la fauna nocturna pueden llegar a impresionar, pero esta excursión por el bosque primario merece verdaderamente la pena.

www.akangau.com