Schipfe: el encanto del pasado

descubrir el entorno
Schipfe: el encanto del pasado

El barrio de Schipfe y la plaza de Lindenhof son los lugares ideales para pasear por Zúrich.

En la orilla izquierda del Limago, este antiguo barrio de astilleros se ha transformado en un lugar agradable, todavía poco conocido por los turistas. Sin embargo, esta parte de la ciudad antigua rebosa encanto por sus tiendecitas, sus artesanos y sus restaurantes asequibles.

Camine sin rumbo por las calles adoquinadas y coloridas (algunas algo sinuosas) hasta llegar a Lindenhof, la plaza de los 90 tilos, que nos regala una magnífica perspectiva del Limago y el casco antiguo. Los habitantes de la ciudad de todas las edades acuden a esta zona verde, la única del barrio.

En este lugar de encuentros intergeneracionales reina un ambiente muy tranquilo, que nos recuerda a los pueblos del sur de Francia. Aquí se topará con parejitas, niños correteando en los columpios o el arenero, y ancianos jugando a la petanca o al ajedrez gigante. Y todo con una vista inigualable que le hará olvidar el esfuerzo de la subida.