El palacio de la Bolsa, para deleitarse la vista

arquitectura
El palacio de la Bolsa, para deleitarse la vista

Construido en 1834, el palacio de la Bolsa es una visita obligada en cualquier viaje a Oporto.

Aunque su fachada neoclásica es notable, nada en ella presagia las sublimes galerías que esconde en su interior. Lejos de ser un edificio clásico habitual, este palacio se despliega en innumerables salas de un exotismo sorprendente. Cabe decir que, en una época en la que las exposiciones universales marcaban el ritmo de la arquitectura en Europa, el palacio de la Bolsa se construyó con una clara vocación de impresionar.
No se pierda el inmenso salón de baile, la estancia más conocida del palacio, denominado antaño Salón Árabe (Salão Árabe). Su decoración de inspiración árabe, con estucos de maderas exóticas procedentes de las colonias portuguesas, está cubierta de 18 kilos de oro. Según los especialistas, es una imitación de la Alhambra de Granada. Por último, tómese un descanso en el restaurante que exhibe, bajo un inmenso techo acristalado, los escudos de todos los países con los que entonces comerciaba Portugal.

Palácio da Bolsa
Rua de Ferreira Borges
4050-253 Porto

Tel.: +351 22 339 9000