Oporto, una ciudad de arquitectura y patrimonio

arquitectura
Oporto, una ciudad de arquitectura y patrimonio

Oporto es un auténtico paraíso para los amantes de la arquitectura. Arte románico, gótico, barroco o contemporáneo... la ciudad portuguesa reúne todos los estilos.

Oporto, inscrita en la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco, posee un conjunto arquitectónico de extraordinaria riqueza. Sus edificios con fachadas de azulejos le dan un encanto especial a la ciudad. En el casco histórico, en los barrios de Ribeira, Batalha y Miragaia, pueden verse un centenar de monumentos protegidos, en especial iglesias, que dan fe del fervor católicos de los portuenses (gentilicio de Oporto). Al otro lado de la ciudad, en la margen sur, no se pierda el monasterio da Serra do Pilar, desde el que se divisan unas vistas impresionantes. Además, cuenta con la única iglesia de planta circular de Portugal.
Los seis puentes que cruzan el Duero son una parte esencial de la historia de Oporto. El más famoso es el de Dom Luís I, diseñado por Théophile Seyrig, discípulo de Gustave Eiffel, a quien los turistas suelen atribuir erróneamente la autoría de la estructura. La confusión se debe a que fue efectivamente el «maestro» quien construyó el puente de D. Maria Pia, un kilómetro más allá. La célebre Casa da Música, obra de la «estrella» neerlandesa Rem Koolhaas, simboliza el nuevo rostro de Oporto, la transformación de la ciudad y su entrada sin reservas en la modernidad.