Moorea, la quintaesencia de los confines del mundo

Publicado el 

Moorea, la quintaesencia de los confines del mundo

Moorea es una isla de ensueño en mitad de la Polinesia francesa que le cautivará con experiencias sensoriales inolvidables.

Moorea, la quintaesencia de los confines del mundo

Todas las facetas del archipiélago polinesio reunidas en un solo lugar: Moorea.
Desde Papeete , llegará en tan solo treinta minutos a la isla hermana de Tahití. Al desembarcar en el pueblo de Vaiare, descubrirá una diversidad tropical sorprendente en los puestos de los mercados, repletos de plátanos, piñas y cocos.
Ponga rumbo al Manava Beach Resort and Spa Moorea, un elegante hotel ubicado entre montañas y lagunas. En Moorea, el contraste entre el azul del mar y el verde tropical es aún más marcado. Contemple maravillado el paisaje que le rodea desde su bungaló sobre el agua. Antes de salir de excursión, relájese en una de las tumbonas junto a la playa de aguas cristalinas.

Manava Beach Resort and Spa Moorea
Maharepa 98728,
Polynésie française
+689 40 55 17 50
www.manavamoorearesort.com

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Moorea, la quintaesencia de los confines del mundo

Descubriendo la costa a bordo de un roadster

Alquilar un roadster, un vehículo descapotable de dos plazas, es la mejor solución, por extraño que parezca, para recorrer la isla y sus 60 km de costa. La sinuosa carretera del mirador de la isla ofrece unas vistas que le dejarán sin respiración. Desde la bahía de Cook, enmarcada entre montañas frondosas y escarpadas, hasta la playa de aguas turquesas de Temae, este primer día será todo un regalo para la vista. El aroma a vainilla y tiaré flota en el aire. Los paisajes se van sucediendo hasta llegar a una fábrica de zumos de fruta en la que podrá degustar ponches locales y descubrir sabores tropicales y refrescantes.

Después, recorrerá a pie la llamada Ruta de las Piñas. Este sendero atraviesa varios ríos y un bosque de castaños, antes de subir por contrafuertes repletos de helechos que conducen hasta el paso de los Tres cocoteros. Las impresionantes vistas a la exuberante bahía de Opunohu y al monte Rotui harán que el esfuerzo merezca la pena.

Para empaparse de la riqueza cultural de la isla, ponga rumbo a
Tiki Village , una reconstrucción de un poblado tradicional donde presenciará un espectáculo de sesenta bailarines en el que se representan leyendas polinesias con música. El agradable estilo de vida de Moorea ha atraído desde siempre a artistas, escritores y poetas, como Paul Gauguin, William Somerset Maugham o Jacques Brel. En sus galerías de arte podrá descubrir desde obras étnicas hasta representaciones simbólicas, mientras que en sus talleres podrá confeccionar su propio pareo con los colores y los motivos que quiera.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Moorea, la quintaesencia de los confines del mundo

La magia de la laguna y los delfines

Moorea no sería la misma sin sus míticas playas de arena blanca y sus atolones dignos de una postal.

Y como solo se vive una vez, no puede dejar pasar la oportunidad de descubrir a bordo de un catamarán el encanto primitivo del atolón Tetiaroa. Pase un día inolvidable en una laguna de una belleza incomparable, navegando entre los motus, disfrutando de un pícnic a la sombra de los cocoteros y bañándose en aguas turquesas.

Viva otra experiencia memorable con un paseo en barco acompañado de un biólogo marino. Los delfines siempre están alrededor de Moorea disfrutando de las olas. Además, de julio a noviembre podría encontrarse con alguna que otra ballena jorobada. El doctor Poole investiga a los cetáceos y, junto a su equipo, solo lleva en su barco a algunos privilegiados para
ver de cerca a los delfines de hocico largo, famosos por sus acrobacias. ¡Un espectáculo fascinante! De vuelta en tierra firme, continúe su exploración acuática en el
Lagoonarium . En este jardín de corales protegido, podrá nadar con rayas y una gran variedad de peces de colores. Pero la experiencia más emocionante será sin duda bucear en la parte exterior del arrecife rodeado de tiburones. ¿A qué espera? Haga las maletas y embárquese rumbo a
Tahití .