La plaza de San Marcos: visita obligada

arte y cultura
La plaza de San Marcos: visita obligada

¡Porque Venecia no sería Venecia sin la plaza de San Marcos! Así de sencillo.

Las góndolas se amarran al molo. A orillas de una laguna que parece un espejo, es la única plaza que ostenta el nombre de piazza; las demás son campo. Flanqueada por las Procuradorías y el Palacio Ducal, protegida por su campanario y su basílica, la plaza de San Marcos es el escenario de una obra de teatro política, económica y artística que se desarrolló sin interrupción durante siglos y que la ha hecho famosa para la eternidad.

Hoy en día, la plaza es una celebridad en sí misma. Algunos la adoran, otros la detestan... pero no deja indiferente a nadie. El ritual siempre es el mismo: un chocolate en Florian, un bellini en Danieli y, poco a poco, dejarse invadir por el romanticismo de sus puestas de sol.

Tampoco puede olvidarse de dar de comer a las palomas. Al parecer, da buena suerte.

Piazza San Marco
30124 Venecia