La iglesia de Santa Maria delle Grazie, el convento que acoge uno de los más bellos murales de Leonardo da Vinci.

arte y cultura
La iglesia de Santa Maria delle Grazie, el convento que acoge uno de los más bellos murales de Leonardo da Vinci.

Belleza, misterio y fragilidad, La última cena es una de las más bellas obras del gran genio del Renacimiento.

En Milán, Leonardo da Vinci se considera un hijo de la ciudad. Aquí vivió una veintena de años y ejerció sus dotes de ingeniero. Por encargo del señor de los Sforza, su mecenas, pintó La última cena en las paredes del comedor del convento de Santa Maria delle Grazie.
Una obra maestra en peligro desde su creación, ya que, para acelerar su trabajo, Leonardo da Vinci concibió un proceso de secado más rápido. No obstante, la pintura no aguanta. Veinte años después de la finalización del mural, empezó a deteriorarse.
Desde entonces, los restauradores se esfuerzan por dar con procedimientos para protegerla. También se dice que la pintura está cargada de misterios y que, en ella, el genio ocultó algunos enigmas.

Iglesia de Santa Maria delle Grazie
Piazza di Santa Maria della Grazie
20123 Milán

Tel : +39 (02) 467 611

www.legraziemilano.it