La Habana Vieja: corazón histórico de la ciudad

descubrir el entorno
La Habana Vieja: corazón histórico de la ciudad

No puede marcharse de La Habana sin haberse perdido por el barrio de la Habana Vieja. Monumentos, museos, edificios, etc. Cada paso por estas callejuelas revela un secreto maravilloso.

El barrio de la Habana Vieja, donde se siente el latir de la capital cubana, se extiende a lo largo de 5 km y abarca el centro histórico de la ciudad. En esta zona, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, los españoles fundaron la ciudad en 1519. Protegida por el fuerte de El Morro y el Castillo de la Real Fuerza, en ella recalaban los colonos y los buscadores de oro, por lo que desde el siglo XVIII concentra una elevada cifra de población.

Siempre lleno de vida, no puede perderse el barrio de la Habana Vieja: pasee por sus calles para contemplar sus edificios barrocos y neoclásicos, descanse a la sombra de los soportales de la Plaza de Armas o —por qué no— disfrute de una noche de gala en el Gran Teatro de La Habana.

En este barrio también se esconden con recelo algunos de los templos religiosos más bellos de la ciudad, como la catedral barroca de San Cristóbal o la basílica de San Francisco de La Habana.