La Commanderie de Peyrassol: de vino y arte

descubrir el entorno
La Commanderie de Peyrassol: de vino y arte

Una bodega que destila autenticidad en medio de un parque lleno de majestuosas esculturas.

La cautivadora bodega de La Commanderie de Peyrassol combina magistralmente tradición y modernidad. Ofrece a sus huéspedes una excepcional visita a cavas antiguas y jardines de rara belleza poblados de monumentales esculturas que cobran aún más fuerza entre viñas y árboles centenarios.

Un joya legada por la orden de los Templarios y escondida en un circo natural de las estribaciones del macizo des Maures, en pleno corazón de la Provenza. Con sus 92 hectáreas de viñedos, sus 2500 olivos, una zona para el cultivo de la trufa y un parque de caza de 350 hectáreas, es una de las propiedades vitícolas más grandes de la región. Una visita que no puede faltar en el itinerario de los enólogos. El esplendor de las cruces templarias se combina con increíbles obras de arte contemporáneo firmadas por Gavin Turk, César, François-Xavier Lalanne, Wim Delvoye… y con las piedras ancestrales de cuevas que albergan modernas instalaciones bodegueras en las que se madura un vino de la mejor calidad.

El agradable equipo dirigido por Peggy se pone a su disposición todo el año para amenizar las catas y la visita a las bodegas. Y si no quiere marcharse, el hostal le recibirá con los brazos abiertos.

La Commanderie de Peyrassol
RN7
83340 Flassans-sur-Issole

Tel.: +33 (0)4 94 69 71 02

https://www.peyrassol.com/en/

Habitación: a partir de 105 EUR