Iglesia de Santo Domingo: un lugar de peregrinaje venerado

monumento
Iglesia de Santo Domingo: un lugar de peregrinaje venerado

Este conjunto de edificios religiosos, lugar de sepultura de Francisco Pizarro, está profundamente marcado por el período más oscuro de la Inquisición y su afán por someter a los pueblos indígenas.

Para poder construir en este terreno, el conquistador extremeño se alió con el hombre más detestado por el pueblo peruano: Vicente de Valverde, un dominico instigador del asesinato de Atahualpa, el último emperador inca.

La iglesia se terminó de construir en el siglo XVI después de que se realizasen varias modificaciones en los planos. Este lugar de culto al que tantos habitantes de la ciudad acuden atesora las reliquias de tres importantes santos peruanos: San Juan Macías, Santa Rosa de Lima y San Martín de Porres, el primer santo negro del Nuevo Mundo. Las fachadas de su enorme convento, un espacio inmóvil de misericordia y silencio, exhiben el más puro estilo renacentista español.

Adornado con pinturas barrocas y numerosos mosaicos de loza de la época, en él se sucede una preciosa serie de claustros con unas magníficas tallas de madera. El delicado murmullo de las fuentes evoca sueños e invita al recogimiento.

Iglesia y convento de Santo Domingo
170 Jirón Camaná
Lima 15001

Tel.: +51 (0)1 426 5786

www.conventosantodomingo.pe