Gavarnie, en el país de los circos

escapada
Gavarnie, en el país de los circos

Víctor Hugo lo calificó «de objeto imposible y extraordinario, de coloso de la naturaleza». A pie, a caballo, cruzar el circo de Gavarnie es impresionante.

Procúrese un mapa. Localice la frontera que se extiende sobre el Monte Perdido. En el sur, el lado español, están los cañones de Ordesa, Añisclo y Pineta. En el norte, el lado francés, entra usted en el país de los circos. Son tres: Troumouse, Estaubé y el más salvaje, Gavarnie.

Sus paredes fueron excavadas por los glaciares de la era cuaternaria, cuyo tamaño ni siquiera se puede imaginar. Este circo, que le sorprenderá por su fuerza, su belleza salvaje, ha sido calificado de patrimonio de la humanidad de la UNESCO por criterios naturales y culturales. Pocos lugares en el mundo, entre ellos el Machu Picchu en Perú y el monte Taishan en China, disfrutan de este privilegio. Desde tiempos inmemoriales las comunidades españolas y francesas han compartido en él el mismo estilo de vida pastoral. Lo leerá en los caminos, las capillas, los refugios, las cabañas. La solidaridad ha derrotado a las fronteras. El circo de Gavarnie es la cuna del pirineismo.

A diferencia del alpinismo, cuyo objetivo es simplemente superar los límites, el pirineismo combina el esfuerzo con la sensibilidad y la humanidad. Más que un deporte, es una filosofía a la que se entregan cada verano los amantes de los Pirineos.

Office du Tourisme de Gavarnie -Gèdre
Place de la Bergère
65120 Gèdre

Tel.: +33 (0)5 62 92 49 10

www.valleesdegavarnie.com/hiver/domaine-de-gavarnie-gedre