Expedición sagrada al monte Fuji

vistas excepcionales
Expedición sagrada al monte Fuji

El monte Fuji, símbolo japonés por excelencia, le maravillará con sus laderas vertiginosas.

A 130 kilómetros de Tokio, el monte Fuji despliega su eterna belleza y cada vez atrae a más senderistas deseosos de conquistarlo. Este volcán, que es la cima más alta de Japón con sus 3776 metros de altitud, es venerado por todos los habitantes del archipiélago, pues lo consideran una montaña sagrada. De hecho, este símbolo del país está inscrito en el patrimonio mundial de la UNESCO desde 2013.
Aunque no ha entrado en erupción desde 1707, el volcán es temido por sus habitantes más supersticiosos, ya que oficialmente sigue activo. En verano, unas 200.000 personas disfrutan subiendo a su cumbre de un blanco inmaculado, coronada por un cráter de unos 500 metros de diámetro. Desde arriba podrá admirar una espléndida vista panorámica sin igual. En invierno, es un placer deslizarse por sus laderas nevadas esquiando o haciendo snowboard. Para los menos aventureros, la base del monte Fuji ofrece también recorridos inolvidables por la región de los Cinco Lagos, plagada de grutas y cascadas maravillosas.

Monte Fuji
Kitayama
Fujinomiya
418-0112 Shizuoka