El templo de Tin Hau: postergue el paraíso

monumento
El templo de Tin Hau: postergue el paraíso

En la orilla de Repulse Bay, la diosa Tin Hau protege a los pescadores con su puente de la Longevidad.

Hong Kong construye pólderes desde hace mucho tiempo y, por eso, los templos otrora situados a orillas del mar ya no lo están. Esto es lo que ha sucedido con Tin Hau, diosa del cielo y del mar, protectora de los pescadores. La ciudad cuenta con más de 300 templos consagrados a esta deidad.

El templo de Repulse Bay, que se mantiene junto al mar, se encuentra entre los más visitados. Para llegar hasta él, debe subir una escalera flanqueada por dos inmensas estatuas. La de Tin Hau, ataviada con una túnica amarilla decorada con olas, cruza sabiamente las manos sobre el pecho. De pie, la estatua de enfrente, dedicada a la divinidad taoísta Kwun Yam, esboza un elegante movimiento con una túnica gris.

En los alrededores del templo, conviven dioses con forma de mono, peces dorados y dragones multicolor. Muchos turistas procedentes de la República de China vienen a orar ante los pequeños altares rojos de Tin Hau. Y nadie duda en mojarse los pies para alcanzar el puente de la Longevidad. Recuerde: por cada vez que lo cruce, vivirá tres días más.

Templo de Tin Hau
Beach Road
Isla de Hong Kong
Hong Kong