El Panteón, obra maestra de la ingeniería antigua

monumento imprescindible​
El Panteón, obra maestra de la ingeniería antigua

El Campo de Marte está presidido por el Panteón. Cuesta creer que lleve aquí más de 2000 años...

El Panteón, literalmente «templo de todos los dioses», ha sobrevivido al paso de los siglos. Erigido por Agripa en el 27 a. C., fue reconstruido y restaurado por Adriano en el año 118 de nuestra era. Es posible que haya perdido algo de su frescura y esplendor de antaño, sobre todo desde que las tejas de bronce de la cúpula fueron expoliadas para la construcción, entre otras, de la basílica de San Pedro. Y desde que quedaron vacíos los nichos que debieron albergar estatuas de los dioses originariamente venerados. Nada de esto importa. Aquí sigue, imperturbable e imponente, uno de los monumentos más espléndidos de la Antigua Roma, símbolo de la asombrosa maestría de una civilización.
Sentirá su pequeñez bajo la bóveda celeste con cinco filas de casetones, cuyas proporciones (misma altura y diámetro), durante mucho tiempo inigualadas, inspiraron a Miguel Ángel. Por el óculo que la corona entra una luz casi divina que inunda el interior de un aura mística. Quién sabe cuántas promesas habrá dejado escapar.

Panteón
Piazza della Rotonda
00186 Roma

Tel.: +39 06 6830 0230