El palacio imperial y el Museo de Edo-Tokio: regreso al pasado

historia de tokio
El palacio imperial y el Museo de Edo-Tokio: regreso al pasado

A lo largo de tres lugares ineludibles, nos embarcaremos en un viaje a través del tiempo tras las huellas del Tokio imperial, la antigua Edo, capital de Oriente desde 1868.

El período de Edo comienza en 1600 y se prolonga durante dos siglos y medio, cuando el shogunato Togugawa capitula ante el emperador de la era Meiji. Este es el fragmento de historia que recorrerá al visitar el palacio imperial y sus jardines.
El palacio, antiguamente denominado «castillo de Edo», sigue siendo hoy día la residencia principal del emperador y la emperatriz. Por este motivo, está cerrado al público, y solo abre sus puertas dos veces al año: el 23 de diciembre y el 2 de enero. Exceptuando esos días, solo podrá admirar los exteriores de sus murallas, sus fosos y la famosa puerta de Sakuradamon desde las grandes avenidas de pinos negros que bordean el edificio. Ya no le quedará más que deambular por los jardines de oriente, a los que se accede desde el parque Kitanomaru, un auténtico jardín del Edén, en medio de los rascacielos de Marunouchi.
Para saber más sobre la vida de los shoguns (señores), diríjase al museo de Edo-Tokio que, a pesar de su estructura moderna estilo Le Corbusier, cuenta maravillosamente la historia de la ciudad.

Palacio imperial y parque Kitanomaru
1-1 Chiyoda
100-8111, Tokio

Tel.: +81 (0)3 3213 1111

Museo de Edo-Tokio
1 Chome-4-1 Yokoami
Sumida
130-0015, Tokio

Tel.: +81 (0)3 3626 9974

www.edo-tokyo-museum.or.jp/en