El mar y sus inmensas playas de arena

descubrir el entorno deporte y bienestar
El mar y sus inmensas playas de arena

Setenta kilómetros de costa y treinta y siete playas que figuran entre las más famosas del Caribe.

La primera escala que no debe faltar nunca en este viaje es la bella extensión de fina arena de Baie Orientale, la bahía noreste, frente al océano Atlántico. En este punto batido por las olas, las corrientes re rebelan contra la mansedumbre del mar Caribe. La playa, que se divide en dos, es en gran parte nudista.

A continuación puede visitar la más pequeña de las 37 playas de Saint-Martin, una cala escondida a salvo de las miradas indiscretas que hace honor a su nombre de «playa de los Enamorados». Se dice que fue bautizada así por su tamaño, tan exiguo que apenas puede albergar a dos personas durante el tiempo necesario para besarse. La playa Happy Bay también cumple lo que promete. Al llegar a esta extensión de arena blanca, suave y fina, le embargará la sensación de no desear nada más en el mundo.

En la zona de Crowl Rock, cerca de la bahía de Grand Case, le esperan otras maravillas. Si le apetece, aquí podrá calzarse las aletas, las gafas y el tubo de buceo para sumergirse en unas aguas cálidas y cristalinas pobladas por multitud de peces payaso. Si tiene suerte, podrá avistar rayas y tortugas, aunque la mejor opción para nadar entre estos vetustos animales es dirigirse al islote Tintamarre, un magnífico enclave salvaje y protegido.