El gorro de Monómaco en la Armería

museo
El gorro de Monómaco en la Armería

Hasta que Pedro el Grande la sustituyera por la corona imperial, esta reliquia era el símbolo de la autocracia y transformaba a su portador en el primer príncipe de los rusos.

Detrás de su ceremoniosa fachada del siglo XIX, descansa una colección de armaduras de los siglos XII
al XIX sin precedentes. Entre piezas de orfebrería, tejidos y ropajes, encontrará uno de sus bienes más preciados: el gorro de Monómaco. Una "shapka" recubierta por ocho sectores de oro engastados con rubíes, esmeraldas y perlas, coronada por una cruz dorada y bordeada con piel de marta cibelina.

La leyenda narra dos versiones: que Constantino IX Monómaco se lo otorgó a su nieto, el Gran Príncipe Vladimir de Rusia o que pertenecía a Uzbeg Kan de la Horda de Oro. El gorro, procedente de Bizancio o de Asia Central, se ha replicado dos veces.

La primera, en 1662, durante el reinado conjunto de Iván, muy enfermo, y Pedro el Grande, los dos hermanos pequeños del zar Fiódor Alekséievich, que murió sin descendencia. La segunda en 2002, cuando los joyeros rusos consideraron una buena idea obsequiar al presidente ruso con una copia de este gran símbolo de la autocracia. La pieza se vendió rápidamente por 50 000 dólares (algunas piedras eran falsas).

Armería
Kremlin
Moskva 103073

Tel.: + 7 495 697 46 11

www.armoury-chamber.kreml.ru