El Coliseo: una presencia eterna en el paisaje de Roma

monumento imprescindible​
El Coliseo: una presencia eterna en el paisaje de Roma

Símbolo de la gloria de Roma, el Coliseo sigue impresionando por su masa imponente y no deja de ser uno de los lugares más hermosos de la ciudad. ¡Una visita obligada!​

«Mientras exista el Coliseo existirá Roma; si cae el Coliseo caerá Roma», anunciaba una profecía del siglo VIII.
Roma nunca llegó a caer. Más de 1900 años después de su construcción, el anfiteatro sigue en pie, desde lo alto de su dominante estructura de piedras labradas, en la continuidad del Foro Romano.
Un coliseo colosal, dedicado al único placer de los juegos salvajes y crueles del circo romano. Ante su recinto de cuatro plantas y tres niveles de arcadas, uno no puedo sino sentirse pequeño. Imagínese las gradas, las filas y el vomitorio que conduce hacia dentro, ofreciendo una vista espectacular sobre la arena. Y está cubierta de rojo por la sangre de los gladiadores, condenados y mártires, que dejaron aquí sus vidas, o sumergida bajo el agua con el propósito de reproducir el escenario de una batalla naval.
Con el sol filtrando a través de las aberturas regulares de sus arcadas e inundando de luz dorada los bloques de toba, resulta difícil imaginarse el Coliseo como teatro de violencias y de sangrientas matanzas.

Coliseo
Piazza del Colosseo, 1
00184 Roma

Tel.: +39 06 3996 7700

www.coopculture.it