El castell de Bellver o el elogio del círculo

monumento
El castell de Bellver o el elogio del círculo

El castillo de Bellver —«castell de Bellver» en catalán— es una sorprendente fortaleza circular de estilo gótica que ofrece una magnífica vista de la bahía de Palma.

En el siglo XIV, después de firmar la paz entre su reino y la corona de Aragón, a Jaime II de Mallorca tuvo la idea de construirse una residencia real en forma de fortaleza circular. Se encarama en el bosc de Bellver, una colina cubierta de pinos a tres kilómetros del centro histórico de Palma. Después de servir como fábrica de moneda en el siglo XIX, este castillo gótico se ha convertido en un museo arqueológico, pictórico y numismático bien dotado que se puede visitar los siete días de la semana.
Destacan su torre del homenaje, erigida sobre un colosal patio de armas en dos niveles, y el patio interior con un pozo en el centro, en el que hoy se celebran numerosos actos culturales. En las arcadas de la planta baja se esconden varias estatuas romanas, regalo del cardinal Antonio Despuig y Dameto (1745-1813), nativo de la isla. Los aposentos reales merecen una visita, pero sin duda la joya indiscutible del castillo es la sublime vista de la ciudad, el puerto y la bahía que se divisa desde lo alto de sus murallas.

Castell de Bellver
Carrer Camilo José Cela, s/n
07014 Palma de Mallorca
+34.971 73 50 65

www.palma.cat