Christianshavn: un barrio tranquilo y repleto de descubrimientos arquitectónicos

descubrir el entorno
Christianshavn: un barrio tranquilo y repleto de descubrimientos arquitectónicos

El barrio de Christianshavn, unido y a la vez separado de Copenhague, cautiva con su tranquilidad.

Este islote al este de Copenhague, donde los canales son más largos y sinuosos, se conoce como «Christianshavn» o el «pequeño Ámsterdam». El barrio, principalmente residencial, alberga, entre otras cosas, la ciudad libre de Christiania, y su tranquilidad contrasta con la energía de Copenhague, al otro lado del canal.

La mejor forma de descubrir Christianshavn es en barco. Los más deportistas y temerarios pueden hacerlo en bicicleta o kayak. Durante su paseo, deténgase a contemplar las pintorescas fachadas de colores que se reflejan en el agua (como en Nyhavn), así como la imponente ópera construida en 2005. Si aún le quedan fuerzas, la iglesia barroca de Nuestro Salvador con su sorprendente campanario en forma de espiral también merece una visita.

La panorámica desde lo alto del campanario es una de las más hermosas de todo Copenhague, pero cuidado, hay que subir 400 escalones, los últimos 150 en el exterior, a merced del viento.

Christianshavn
Copenhague