Christiania: la utopía de los años setenta

actividad insÓlita
Christiania: la utopía de los años setenta

Adéntrese en Christiania para descubrir un nuevo estilo de vida.

«Para vivir felices, vivamos escondidos». Es el lema que la comunidad de Christiania sigue al pie de la letra, hasta el punto de prohibir hacer fotos en el recinto de la ciudad. Christiania es una ciudad dentro de la ciudad, un bastión de creatividad y cultura alternativa.

Sus fundadores se sentían marginados de la sociedad y en 1971 decidieron construir Christiania en unos cuarteles militares abandonados. La «ciudad libre» goza en la actualidad de un estatuto especial como «experimento social». Funciona concretamente con un sistema autosuficiente que se aplica tanto a la política (sus cerca de mil habitantes votan sus propias leyes) como al agua, a la electricidad, a los residuos, a la educación y a la cultura. Lo mismo ocurre con los símbolos: Christiania tiene su propia bandera, su propia moneda y su propio himno, I kan ikke slå ihjel (No podéis matarnos).

Christiania, el tercer lugar más visitado de Copenhague, después de la Sirenita y Tivoli, sorprende con su atmósfera anárquica y bohemia. Contemple el arte urbano omnipresente, contribuya a la supervivencia de la ciudad comprando productos artesanales y piérdase por un entorno único lleno de vegetación.

Christiania
Prisessegade
1440 Copenhague