Atravesar el puente de Brooklyn

monumento
Atravesar el puente de Brooklyn

El puente de Brooklyn: una leyenda para una travesía mítica.

Junto con el Empire State Building y la Estatua de la Libertad, el puente de Brooklyn es uno de los símbolos de Nueva York. Esta pasarela panorámica, acabada en 1883, es uno de los puentes colgantes más antiguos de Estados Unidos. De 1 825 metros de largo y 84 metros de altura, une los barrios de Manhattan Sur y Brooklyn, cruzando el East River. Atravesar el famoso puente permite contemplar una de las mejores vistas de Manhattan. Disfrute recorriéndolo a pie o a bicicleta – por el carril reservado, pasando por encima de los coches – para observar de cerca los imponentes cables y sentir bajo sus pies la vibración de los yellow cabs… Cruzar el puente por la mañana temprano o durante la puesta de sol le brindará la perspectiva necesaria sobre el skyline del Financial District y un fantástico panorama de la ciudad inundada de matices rojizos. También es el mejor momento para cambiar el frenesí de Manhattan por el ambiente más relajado de Brooklyn. Aproveche para descubrir lo mejor de Brooklyn en Bedford Avenue y Smith Street, en el barrio de Carroll Gardens.

www.nyc.gov